Recorrido a pie por el Barranco

Tiempo aproximado (ida y vuelta): 3 horas.

Distancia: 12 Km.

Desnivel: 288 metros – 372 metros – 288 metros.

Dificultad: Media.

Excursión por el barrancoEste paseo no lo debemos de realizar después de una lluvia reciente, por la dificultad que implica, al tener que movernos entre zonas arcillosas y con el consiguiente barrizal que se forma después de esa lluvia. Lo podemos empezar, bien desde el casco urbano, por el camino de las piscinas, pasando por el puente de la vía y por el camino del monte hasta la corraliza del Montico, o bien acercarnos en coche hasta este sitio e iniciarlo desde aquí.

Desde la corraliza, continuaremos por el camino paralelo a la autopista en dirección al pinar viejo, teniendo Marcilla a la izquierda y el monte Matapiojos a la derecha, coincidiendo con el sendero local balizado NA-241. Al llegar a la altura de los pinos, donde el camino gira a la derecha para iniciar una pendiente bastante pronunciada, nos introduciremos por el pinar y por un claro hasta alcanzar el borde de los cortados, con mucho cuidado si nos arrimamos al borde. Desde aquí tenemos una maravillosa vista del río, los cortados y del soto.

Tomamos la senda por el borde de los cortados, entre los pinos, tapizada por una acolchada manta de musgo, siempre y cuando el año haya sido húmedo y acompañe las lluvias, y continuamos por ella, subiendo y bajando, hasta encontrarnos con una palomera. Desde aquí, podemos salir al camino o continuar por el pinar hasta el inicio del primer barranco por donde podemos bajar. La propuesta es continuar por el camino que bordea el pinar, llegando a una curva pronunciada a la izquierda donde se encuentra el inicio del segundo barranco por donde podemos realizar la segunda bajada, pero continuamos por el borde de los pinos hasta terminar estos, bordeando las numerosas caídas hacia el barranco grande. Podríamos tomar cualquiera de ellas, pero nosotros os proponemos continuar hasta la cabecera del barranco y desde aquí iniciar la bajada, ya que es una zona de mejor y más fácil acceso.

Dentro del barranco, iremos serpenteando por él, entre impresionantes paredones de arcilla. No entraña dificultad salvo que, como se indicaba al principio, haya habido una lluvia reciente. Una vez alcanzado su final, se nos abren esos paredones de arcilla y entre una barrera de tamarices llegamos al soto.

Tomamos el lado derecho y nos dirigimos hacia el río que por su sonido se adivina al fondo. Si nos dirigimos por la orilla en dirección contraria a la corriente llegamos a un punto en que el paso se hace infranqueable debido a la vegetación existente, pequeña muestra casi selvática de lo que antaño fueron los sotos de ribera. La vegetación sirve de incuestionable refugio a numerosas especies animales que viven aquí.

Siguiendo por la orilla del río, esta vez en la misma dirección que la corriente, daremos toda la vuelta al soto, disfrutando la bellaza de este paraje.

Excursión por el barrancoOs proponemos ahora ascender por el barranco pequeño, lo que anteriormente citamos como primera bajada. Tomamos este barranco y llegamos primero a una bifurcación. A partir de aquí, aunque la subida se puede realizar por varios sitios, tomaremos el barranco de la derecha que es el de más fácil subida. Nos llevará hasta los pinos pasando al pie de una palomera, desde la cual podemos observar la zona del soto por la que hemos estado.

Una vez arriba, el regreso lo podemos realizar por el camino que bordea el pinar viejo, o bien, tomar el sendero local balizado NA-241 hasta encontrarnos con el camino principal del Montico. A partir de aquí, giraremos a la derecha para bajar por dicho camino hasta el punto de inicio de este paseo llegando a su punto final si hemos venido en coche. Si no, volvemos al pueblo por el mismo camino por el que llegamos al Montico.

Recorrido por el Barranco (Tamaño 112 Kb).