Gastronomía

Está basada en los fértiles regadíos de la comarca, y en su huerta, pudiéndose degustar sabrosos platos naturales compuestos por productos típicos: menestra de verduras, espárragos, pimientos del Piquillo, ajos tiernos, caracoles, setas de las choperas ribereñas, etc.

Con todos estos ingredientes, típico es el cordero al chilindrón, lomo con pimientos, o el frecuente calderete que da lugar a concursos, o las costillas de cordero a la brasa que amenizan las reuniones festivas de las cuadrillas, acompañados de los ricos vinos de Denominación de Origen Navarra.

No se puede dejar de mencionar, los típicos roscos de San Blas, o los hojaldres de las famosas alpargatas y chupadores de la Feria de Marcilla.