Monumentos

CIVILES

CASA CONSISTORIAL:

Fue construida en el año 1980, sobre el solar resultante del derribo de otra anterior.

Consta de cuatro cuerpos, con tres fachadas al exterior. En su fachada principal tiene un porche conformado por cuatro arcos iguales, separados por gruesos pilares.

Los parámetros exteriores, construidos en ladrillo caravista, observan una perfecta simetría con suave juego de volúmenes en recercado de vanos, que se traduce en equilibrada armonía.

CASTILLO DE MARCILLA:

Castillo de MarcillaUno de los monumentos más importantes de Marcilla es sin duda el castillo levantado en el siglo XV por Pierres de Peralta y que se sitúa en el centro de la villa. Además de un papel defensivo esta fortaleza desempeñó el de mansión palaciega de los marqueses de Falces, descendientes de Pierres de Peralta.

Fue defendido en 1516 contra los castellanos por doña Ana Velasco, esposa de Alfonso Carrillo, quién impidió su demolición.

El castillo tenía en su interior un gran patio de armas en torno al cual se distribuían las dependencias. En tiempos modernos, se fueron añadiendo construcciones más bajas que redujeron este espacio interior, todo lo cual se ha demolido en la actualidad.

Más información sobre el Castillo de Marcilla >>.

RELIGIOSOS

ERMITA DE LA VIRGEN DEL PLÚ:

Capilla Virgen del PluDentro del casco urbano se localiza esta ermita que ya existía en 1474, pues hay noticia de que en esta fecha fue ampliada. Ahora bien, el edificio actual evidencia una construcción que data de la segunda mitad del siglo XVII aunque posteriormente se ha ido transformando. Presenta una planta de cruz latina con nave de tres tramos y cabecera semicircular que se cubre con una bóveda de medio cañón con lunetos, excepto en el crucero que se ha modificado para incorporar una linterna y la cabecera que lo hace con un cuarto de esfera moderno.

Si en el interior el material, el ladrillo, aparece enlucido, al exterior queda a la vista, en perfecta armonía con las casas que la rodean. La entrada, moderna, se abre a los pies y presenta un arco de medio punto protegido por un pórtico cubierto por medio cañón con lunetos.

Preside la ermita una talla de la Virgen del Plú, sedente, gótica, quizá de origen medieval, pero tan transformada en sucesivas restauraciones que apenas queda nada de la imagen antigua.

MONASTERIO DE SANTA MARÍA / CONVENTO DE AGUSTINOS RECOLETOS:

HISTORIA:

Claustro interiorSe situó un primer monasterio en estas llanuras denominado RIDIENSE, fundado por el rey de los godos Gundemaro el año 610. Destruido el convento por la morisma, sus moradores se trasladaron a Ujué. En este lugar la reina Sancha, esposa de Sancho VI el Sabio, trató de reedificar hacia 1160 el monasterio benedictino totalmente en ruinas, y quiso colocar allí una comunidad de monjas cistercienses o de San Bernardo por lo que hizo devolver la imagen de la Virgen que estaba en Ujué.

Estas monjas cistercienses fueron expulsadas de Marcilla, a instancias del ambicioso Mosén Pierres de Peralta, que contribuyó a sembrar acusaciones injustas contra las hijas del Cister. Y así fue decretada su expulsión el año 1407.

En 1835, con el decreto desamortizador, monasterio y fincas pasaron al Estado, y luego a manos de particulares. La orden de Agustinos Recoletos adquirió el Monasterio en 1864 en el que hoy sigue al frente.

ARTE:

Convento de Agustinos RecoletosEl monasterio de Santa María es un conjunto arquitectónico en ladrillo construido en el último cuarto del siglo XVIII, en un estilo barroco-clasicista. La iglesia, situada en el centro del complejo arquitectónico, tiene planta de cruz latina, con nave del crucero saliente y profunda cabecera rectangular. Los sobrios motivos decorativos en estuco muestran una conjunción de lenguaje rococó y protoneoclásico.

Los retablos de la segunda mitad del siglo XIX, son de aire neobarroco. El mayor contiene una imagen gótica hispanoflamenca (segunda mitad del siglo XV) de la Virgen Blanca, de rostro dulce y ángulos plegados en la túnica, que presenta policromía barroca.

PARROQUIA DE SAN BARTOLOMÉ:

Parroquia de San BartolomeLa iglesia es un edificio neoclásico, data de 1799, y está localizada en el centro de la población. En el muro de los pies se abre un rosetón ceñido por baquetón interior y puntas de diamante exterior.

La torre de ladrillo monta sobre el tramo de los pies y aunque su tipología se ajusta a la tradición medieval, parece obra barroca. Se documentan en 1773 reparaciones en la torre de Marcilla. Presenta un cuerpo bajo ceñido por pilastras con el óculo del coro abierto en el centro, sobre el que se alzan dos cuerpos rectangulares separados por una imposta lisa, en el segundo de los cuales se abren tres arcos de medio punto. El remate prismático con doble arcada y reloj es moderno.